Creado en 31 Enero 2013
Imprimir

il-cielo-per-cappello-1225110311

“Il cielo per cappello” (El cielo por sombrero) es el nombre de esta antología de poemas de Roque Dalton

Por: Emanuela Jossa (*) 

"¿Para quién deberá ser la voz del poeta?" Con este verso Roque Dalton termina Arte poética, poema de El turno del ofendido. Esta pregunta es parte de una reiterada reflexión acerca del papel de la poesía, entre espejo de una semblanza individual y testimonio de la historia de El Salvador. Pues en la poesía de Roque Dalton, amor y compromiso político, versos líricos y satíricos encuentran su inefable integración. Este movimiento, de lo individual a lo histórico, es un proceso  dialéctico que no solamente prevé una síntesis creadora, sino también excluye cualquier eliminación de uno de los elementos y sus anexos. Es decir, en la poesía de Roque Dalton el hombre, el arte, la historia y la lucha se entrecruzan, dialogan, se pelean, pero ninguno se queda atrás.
Al proponer una traducción al italiano de los poemas de Roque Dalton,la primera pregunta fue precisamente: ¿Para quién deberá ser la voz del poeta?

En Italia se publicaron dos traducciones de Roque Dalton en los ‘90. Por supuesto, la trágica muerte del poeta y la guerra en su país influyeron mucho en su recepción. Para la izquierda italiana de aquel entonces, el poeta se volvió una figura imprescindible por su compromiso con la guerrilla, su ironía y sarcasmo con el Partido comunista, su anticlericalismo, la belleza de sus versos, la honestidad de su actitud política. La primera antología, titulada "La parola ferita", se editó un año antes de los Acuerdos de Paz, en 1991. Comprende unos 55 poemas, y un apéndice con una entrevista a Juan José Dalton y un texto de F. Cienfuegos; además cuenta con las introducciones de Antonio Melis y del Comité de solidaridad con El Salvador. Luego, en 1997, se publicó "La finestra sul volto": Gianni Toti propone su traducción de unos 40 poemas de Roque Dalton. 

Ahora, en el Tercer Milenio, El Salvador desapareció otra vez de los medios de comunicación italianos (País mío no existes…). Con esta nueva traducción, mi propósito, compartido con Irene Campagna, fue devolver una imagen compleja del escritor - el susodicho proceso dialéctico -, y mostrar su calidad poética a lo largo de los años y a pesar del hondo cambio del panorama político e histórico, tanto en nuestro país como a nivel global. Ha sido imprescindible escribir una introducción sobre el periodo histórico vivido por Roque Dalton para ayudar al lector italiano a orientarse entre fechas, como 1932, hechos y nombres ya no tan conocidos en Italia. De esta manera pudimos reducir las notas. Ordenada cronológicamente, la antología empieza con Aída fusilemos la noche (Poemas tempranos) y termina con Acta (Poemas clandestinos), incluyendo más de cien poemas, sacados también de obras menos conocidas, pero muy sugerentes, como El mar. Los italianos pueden conocer así el sarcasmo, el juego, la ironía, la visión polémica del escritor, y al mismo tiempo sus palabras de amor para la mujer amada, para El Salvador, para los amigos, para el compromiso político. De esa manera, la poesía de Roque Dalton se configura como un complejo corpus de versos acerca del hombre, de su manera de estar en el mundo, de su resolución y valor frente a la historia, del uso que hace de su libertad, como decía Cortázar. 

Desde hace años Italia está viviendo un triste período de decadencia a nivel político y hasta cultural: abulia e indiferencia caracterizan la actitud política de la mayoría de los jóvenes, convencidos de que no solamente se acabaron las ideologías, sino también las ideas y cualquier posibilidad de cambio. Para ellos deberá ser la voz del poeta: Roque puso al centro de sus versos una idea del hombre y de la existencia que quería compartir, en la convicción de que  “la poesía es como el pan, de todos” (Como tú). Puede contagiar a los lectores italianos su alegría de querer y de creer en otro mundo posible.


*Profesora de la Universidad de Calabria

RDarchivo