Creado en 06 Febrero 2013
Imprimir

Daltonperfil

Cuatro destacados intelectuales opinan de la calidad de la poética daltoniana

 

 Por Hugo Sánchez (*)

SAN SALVADOR - La poesía ha tomado por asalto el 2013, en los primeros días del año el nombre de Roque Dalton resonará en el pleno de la Asamblea Legislativa, pero más que su nombre resonará su poesía y la poesía tendrá su Día Nacional, los salvadoreños celebrarán la poesía y el natalicio del poeta rebelde el 14 de mayo.

Uno de los hijos del poeta, Juan José Dalton, decía casi a modo de profecía que "no hay año que transcurra en que no haya noticias, se publique un libro, una antología, un estudio académico sobre la vida y muerte de Roque Dalton” y el 2013 no es excepción.

Los intelectuales que han leído y estudiado a Roque Dalton llegan unánimemente a la conclusión de que él es el poeta más universal de El Salvador, y que su figura ha alcanzado dimensiones míticas en las letras salvadoreñas y centroamericanas. La poesía daltoniana y las acciones del mismo lo catapultan a colocarse junto a la figura de Monseñor Oscar Romero, como los dos salvadoreños más universales de la historia contemporánea; cada quién en su propia dimensión.

La influencia de Dalton es innegable, es una fuente cristalina de imágenes espléndidas, y es también “la campana de los cinco sentidos”, las nuevas generaciones le siguen leyendo; su discurso poético se actualiza, se añeja, se fortalece.

“Agradecido te saludo poesía 
porqué hoy al encontrarte 
(en la vida y en los libros) 
ya no eres sólo para el deslumbramiento 
gran aderezo de la melancolía.

Hoy también puedes mejorarme 
ayudarme a servir 
en ésta larga y dura lucha del pueblo”.

Fragmento de “A la Poesía” de Roque Dalton

A continuación le presentamos los textos de cuatro destacados intelectuales salvadoreños que acompañan y argumentan la propuesta de nombrar el día del nacimiento de Roque Dalton como Día Nacional de la Poesía.

Escrito de Rafael Lara Martínez, académico Premio Nacional de Cultura

 

Rafael-Lara-Martinez2

Roque Dalton, la independencia del pensamiento

Roque Dalton es el poeta más universal de El Salvador. Su obra se ha traducido a múltiples lenguas y sus libros circulan en la mayoría de los países con bastante regularidad, sea en lengua española o en textos bilingües.

Su innovación de la forma poética, al igual que su contenido novedoso, le han valido una cantidad innumerables de tesis académicas, de ensayos literarios, así como de recitales en las lenguas mundiales más variadas.

Su influencia se extiende también a la poesía misma. No hay ningún poeta salvadoreño (a) actual que no haga referencia a su obra múltiple y polifacética. Hay un diálogo constante entre la creatividad actual y la figura clásica de Roque Dalton.

Por ello, su obra y figura se ha vuelto símbolo de la creatividad y de la crítica política del país.

Roque Dalton personifica la independencia del pensamiento, la autonomía creadora y la producción literaria innovadora. Su figura invita a la reflexión sobre la identidad e idiosincrasia salvadoreñas. No puede existir una reflexión sobre el país sin una cita oportuna de la poética roqueana.

Escrito de Luis Alvarenga: escritor y biógrafo de Roque Dalton

Luis-Alvarenga2


Hay dos grandes referentes de El Salvador en el extranjero. Dos nombres que identifican a El Salvador con lo mejor de su cultura y con los hombres y mujeres más valiosos de su historia. Ellos son Monseñor Romero y Roque Dalton. De Monseñor Romero se ha dicho que su martirio lo ha hecho el más universal de los salvadoreños. Por Roque Dalton se conoce la poesía de El Salvador. Y es precisamente por Roque Dalton que proponemos que cada 14 de mayo, fecha en que se conmemora su nacimiento, se declare Día Nacional de la Poesía en El Salvador.Por Roque Dalton se conoce la poesía de El Salvador

Hay varias razones detrás de esta propuesta. Roque universalizó la cultura salvadoreña. Como ningún otro autor nacional hizo patrimonio de la humanidad la cultura, la identidad y la idiosincrasia de El Salvador. Pero también es el poeta más universal de El Salvador. Es el autor que recibe más crítica y reconocimiento de la academia nacional e internacional. Su obra se nutrió de las nuevas corrientes estéticas, culturales y de pensamiento, modernizando, de esta manera, a la literatura nacional, pero también su obra contribuyó al acervo literario latinoamericano.

Su influencia sigue viva. Esta influencia es doble: en el plano literario y en el plano moral. En el plano literario, Dalton influyó e influye en las generaciones literarias posteriores. En el plano moral, su trayectoria vital es sinónimo de coherencia entre lo que se escribe y lo que se hace. Dalton simboliza la crítica contra el autoritarismo, el poder del humor y la creatividad frente a las rigideces de todo tipo; en suma: simboliza la lucha por la libertad desde el ejercicio crítico de la palabra. No es casual que cada año, los poetas de distintas edades se unan en torno a su memoria cada 14 de mayo.

Además, Dalton forma parte indiscutible de la cultura salvadoreña. No solamente por lo que se afirmaba anteriormente de su rescate literario de los elementos culturales del país, sino también porque él mismo constituye parte del imaginario nacional. Por doquier se cuentan anécdotas, reales o supuestas, de Roque Dalton en sus distintas facetas. Su “Poema de amor”, que describe con agudeza el drama, la tragedia y la comedia de ser salvadoreño, es patrimonio del país.

Por esas razones, planteamos que el 14 de mayo es una fecha que está cargada de todo lo que la poesía puede significar para un país. Celebrar la poesía en esa fecha, celebrar todo el caudal humano que hay detrás de un verso, es celebrar también a Roque Dalton, el poeta salvadoreño más universal y el poeta universal más salvadoreño.

 Escrito de Pablo Benítez, escritor y académico, dedicado al estudio de la obra de Roque Dalton

pablo benitez2

Roque Dalton es el poeta más universal de El Salvador.

Desde los primeros años de su trayectoria como escritor, Roque Dalton destacó internacionalmente como poeta y como intelectual. Tempranamente viajó a Chile, donde comenzó sus estudios de derecho y donde ejerció el periodismo. En esos mismos años (mitad de la década de los cincuenta) entabló amistad con escritores que alcanzarían prestigio mundial: el Premio Nobel guatemalteco Miguel Ángel Asturias y el poeta turco Nazim Hikmet.Roque Dalton es el poeta más universal de El Salvador

A principios de los sesenta, en el Distrito Federal, México, publicó su primer libro de poesía, en la colección Los Presentes, fundada a mediados de los cincuenta por el reconocido escritor mexicano Juan José Arreola, y cuyo primer número correspondió a otro gran poeta centroamericano, el nicaragüense Ernesto Mejía Sánchez, pero que además tuvo entre sus autores a Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, José Emilio Pacheco, Fernando del Paso y Elena Poniatowska, y muchos otros excelentes escritores.

A mediados de los sesenta sus libros fueron publicados en La Habana, Cuba, y se distribuyeron en toda América Latina. De manera especial, el libro Taberna y otros lugares, ganador del premio Casa de las Américas del año 1969. Ese reconocimiento le dio a la obra poética de Dalton una proyección latinoamericana que no había tenido ningún otro autor salvadoreño.

Su participación entre 1966 y 1968 en el Comité de Redacción de la revista internacional Problemas de la Paz y el Socialismo, que se distribuía en inglés, francés y español, le aportó amplia divulgación en los contextos políticos de izquierda a su pensamiento revolucionario. Desde 1970, sus artículos y poemas fueron recibidos en publicaciones latinoamericanas de gran prestigio, como el semanario Marcha, de Uruguay. Apareció una antología de su poesía en Barcelona, prologada por el escritor español Juan Goytisolo, y su obra comenzó además a ser traducida a gran cantidad de idiomas, incluido el inglés, el francés, el italiano, el ruso, el vasco, el sueco, entre otros.

Luego del asesinato de Dalton en 1975, su obra pasó por un lapso de nula circulación. La principal razón de este silencio fue la censura por causas políticas que le impusieron los diferentes gobiernos autoritarios de la región. No obstante, una vez firmada la paz en El Salvador, la obra de Dalton cobró otra vez gran fuerza editorial. Desde el año 2000, múltiples editoriales nacionales y extranjeras han publicado obra daltoniana. No solamente su poesía, sino también su narrativa y su obra ensayística. Dos colecciones exclusivas para la obra de Dalton se abrieron en este lapso en editoriales internacionales. La primera de ellas es la Biblioteca Roque Dalton, de la editorial española Baile del Sol. La segunda circula en toda América Latina y Estado Unidos, es la Colección Roque Dalton de la editorial Ocean Sur, filial latinoamericana de la editorial australiana Ocean Press.

Para el año 2003 ya existían intenciones de editar la poesía completa de Dalton, proyecto que se concretó finalmente entre 2005 y 2007, gracias al trabajo de la Dirección de Publicaciones e Impresos del entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Los tres tomos (que suman más de 1 000 páginas de obra poética) circulan ahora en las principales bibliotecas del mundo, incluida la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, con sede en Washington.

Para el año 2012, la excelente colección de publicaciones latinoamericanas Biblioteca Ayacucho, fundada en los años setenta por el connotado intelectual uruguayo Ángel Rama, tiene proyectada la publicación una antología poética de Roque Dalton, que tendrá un tiraje de 10 000 ejemplares y circulará en las principales ferias del libro del mundo, sobre en todo en la Feria Internacional del Libro de Frankfurt y en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, las dos actividades del campo editorial más visitadas y más prestigiosas en la actualidad.

Por todas estas razones puede decirse con solvencia que Roque Dalton es el escritor salvadoreño más universal.

Roque Dalton revolucionó las formas de la literatura centroamericana

La perspectiva de trabajo literario de Dalton alcanzó un punto máximo entre los años 1966 y 1972. En esa época, Dalton consolida su perspectiva de trabajo político-revolucionario y produce sus libros más transgresores e irreverentes en el plano estético. Sus líneas de acción política concreta se entrecruzan intermitentemente con sus líneas de creación artística.

Dalton pasa de los treinta años y es protagonista en los debates acerca del compromiso político de los intelectuales en América Latina. Su ritmo de trabajo es incontenible.

En el ámbito político, del grupo de escritores salvadoreños conocido como Generación Comprometida, a él y a Ítalo López Vallecillos no se les puede achacar no haber adoptado, auténticamente, un compromiso firme con la transformación social del país, cada uno a su modo.

En el plano estético, los experimentos con el collage que Dalton ejecuta para estos años en Taberna y otros lugares, Un libro rojo para Lenin, Pobrecito poeta que era yo… e Historias prohibidas del Pulgarcito producen resultados excepcionales. Con estos textos, Dalton abre su propia brecha en la tradición literaria centroamericana, revoluciona las formas literarias en la región, al tiempo que le sacude el piso a la visión más positivista y conservadora de la historia.


Es el poeta que más crítica y reconocimiento recibe de la academia nacional e internacional

Roque Dalton es uno de los autores más estudiados en la actualidad en universidades y centros de investigaciones de todo el mundo. Desde universidades de El Salvador, como la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas o la Universidad de El Salvador, hasta universidades y centros de investigación de México, Argentina y Estados Unidos, la obra de Dalton se encuentra en crítica y estudio constante. Durante los años 2005-2011, se han presentado numerosas tesis de grado y posgrado sobre la vida y la obra de Dalton, entre las cuales destacan las tesis doctorales: Las brújulas de Roque Dalton. Una poética del mestizaje salvadoreño, Luis Melgar Brizuela (Colegio de México, 2005); The Poetics of History in the work of Roque Dalton, Yancy Pérez (Princenton University, 2007); La crítica de la modernidad en Roque Dalton, Luis Alvarenga (Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, 2011).


Influencia en las generaciones posteriores

La influencia literaria e intelectual de Dalton en las generaciones posteriores es patente. Es un hecho que en El Salvador, Guatemala y Nicaragua se desarrolló toda una corriente literaria-testimonial vinculada con las luchas políticas. Esa corriente ha tenido como grandes referentes a Roque Dalton, Ernesto Cardenal, Otto René Castillo y otros poetas.

En cuanto a la influencia intelectual ejercida por Dalton, el libro Miguel Mármol. Los sucesos de 1932 en El Salvador, por ejemplo, contribuyó decisivamente a poner sobre la mesa de debate político, histórico e ideológico el proceso de insurrección indígena-campesina de 1932 y la posterior represión violeta desatada de parte del Estado, tanto en el espectro universitario como en el campo político de izquierda y derecha.


La poesía de Roque Dalton es símbolo nacional de libertad, reflexión y búsqueda crítica de la identidad y la idiosincrasia salvadoreñas 

En la literatura centroamericana no existe otra propuesta intelectual que abarque tantos géneros literarios y tantas preocupaciones políticas, sociales y culturales como la de Roque Dalton. Esta característica especial no viene dada en la obra de Dalton por sus características retóricas o formales, sino por su fuerza crítica y liberadora.

La obra de Dalton es potente y significativa en la actualidad, es vigente, precisamente porque es en sí misma un símbolo de libertad y búsqueda crítica de la identidad.

Escrito de Miguel Huezo Mixco, escritor y poeta salvadoreño

Huezo Mixco2


El nombre de Roque Dalton está ligado no solo a la literatura ni solo a la rebeldía. Ese nombre se ha convertido en un punto de referencia de los salvadoreños y salvadoreñas. Hablar de Dalton es hablar de El Salvador. De su tragedia y también de su coraje. Diríase que es un punto de encuentro entre diversas maneras de pensar y entender El Salvador. Desde luego, no se trata de un sentimiento unánime. Todavía hay quienes consideran que la enorme difusión que ha alcanzado su obra y su pasión ha sido inmerecida.Roque Dalton: El genio de la Poesía

Es innegable que la obra de Dalton es inseparable de su vida, y su vida de sus opciones políticas. Vida y acción política, acción política y poesía, poesía y vida, forman en Dalton una amalgama que no está libre, desde luego, de fisuras y pliegues. Sin embargo, una de esas partes --la política-- ha venido predominando sobre las demás. Este predominio corresponde a un determinado momento de la historia y la cultura salvadoreñas.

Este poeta está muy lejos de ser un hombre perfecto. Él es uno de los grandes constructores de un imaginario que resultó ser clave para la cultura salvadoreña entre las décadas de los años 70 y 80, y que podría resumirse así: en las letras salvadoreñas existe una tradición de rebeldía que le da sustento subjetivo y moral al uso de la violencia para abolir las injusticias sociales. Una gran parte de su vida estuvo dedicada a demostrar la validez de esa afirmación. En ese encargo, Dalton actuó con un pensamiento fresco e innovador, y también con un furioso sectarismo. En la cúspide de esa pirámide lo sorprendió la muerte, y es allí mismo en donde su figura ha adquirido dimensiones míticas.

Los jóvenes del siglo XXI no deben dudar en conocer más a uno de los grandes héroes culturales salvadoreños de todos los tiempos. Su obra es un elemento esencial de la geografía cultural y política de El Salvador. Aunque es uno de los autores salvadoreños más reconocidos, la indagación en torno a su vida y sus obras en realidad apenas comienza. El Dalton que ahora conocemos es en cierto modo un producto de la visión que nos arroja un determinado momento de la historia salvadoreña. Debemos, por lo tanto, abrirnos a nuevas lecturas de su obra y de su vida.

De todos sus libros, el más celebrado es aquel que tiene un olor más provinciano. Las historias prohibidas del pulgarcito se publicó en México en 1974. El libro es la quintaesencia del estilo lúdico y experimental de Dalton, donde al lado de sus propios poemas introduce sus ideas políticas, al lado de anécdotas y episodios poco conocidos de la historia salvadoreña. El libro puede leerse también como una guía de reeducación política y estética construida sobre la máxima aquella de enseñar por medio de la risa.

Dalton goza de muy buena salud en el estado de ánimo nacional. Él, como pocos, consiguió recoger extraordinarias representaciones de “lo salvadoreño”, como en el mil veces citado “Poema de amor”, donde considera a sus compatriotas –nosotros-- como muy trabajadores y creativos, además de muy pendencieros. Este tipo de representaciones lo convierten en un autor y una referencia imprescindible de una cierta idea de la “salvadoreñidad”.

Dalton es, asimismo, uno de nuestros principales “productos nostálgicos”. La nostalgia se ha convertido en las últimas décadas en un producto muy rentable para la economía salvadoreña. El loroco, el achiote, la horchata, ya no digamos las pupusas, las fotos del monumento al Salvador del mundo y la bandera nacional, han cobrado un nuevo brío debido a que veinte de cada cien salvadoreños viven en el extranjero. Las necesidades de esas casi tres millones de personas de constituirse en una comunidad diferenciada respecto de otras identidades (mexicanos, dominicanos, colombianos, etc.) presentes en los enclaves latinos en Estados Unidos, han hecho a los salvadoreños abrazarse a la nostalgia con fuerza inusitada. En el terreno literario Dalton es nuestro principal “producto nostálgico”.

La poesía de Dalton es, con todo, la parte más valiosa de su “mito”. Dalton consiguió, pese a su muerte temprana, hacer en la literatura la revolución que él soñaba para su país, para Centroamérica, para el mundo. Su obra es un punto y aparte respecto de todos los poetas que le precedieron. Se atrevió a desacralizar la idea de la poesía y la pringó de búsquedas novedosas: lemas y consignas, paráfrasis, préstamos de otros autores, humor local, periodismo y propaganda.

Dalton encarna así al genio de la poesía. Si se decide dedicar oficialmente un día a la poesía sin duda que el mejor de todos debiera estar asociado con su nombre.

*Tomado de Revista Digital ContrACultura. 

RDarchivo